Patas de gallo: causas, prevención y tratamiento

Llamamos patas de gallo a esas arrugas o líneas de expresión que se forman a los lados de los ojos al cerrarlos o al reírnos y que, en algunos casos, se marcan de forma permanente.

Están asociadas a la edad y el envejecimiento pero existen formas de disimularlas y tratamientos para hacerlas desaparecer sin cirugía.

¿Qué son las patas de gallo?

Las patas de gallo son esas arrugas o líneas dinámicas que se forman en la piel de los lados de los ojos.

Aparecen como parte del proceso natural de envejecimiento y pérdida de elasticidad de la piel y están causadas principalmente por el movimiento del músculo orbicular.

El origen de las patas de gallo está en el envejecimiento natural

¿Por qué se producen las patas de gallo?

Aunque su principal causa es el envejecimiento, hay factores que potencian la aparición de las patas de gallo, como son:

  • Exposición solar excesiva del rostro.
  • Tabaco.
  • Falta de sueño.
  • Alimentación rica en grasas y azúcares.
  • La zona donde se desarrollan es pobre en colágeno y elastina por lo que la falta de hidratación potencia la aparición temprana de estas líneas de expresión.

¿Cómo prevenir las patas de gallo?

Probablemente las patas de gallo sean las arrugas más difíciles de prevenir pero, pensando en las causas que las producen, podemos retrasar su aparición con cuidados básicos:

  • Utiliza protección solar todos los días, incluso en invierno. Ya que estás, no lo hagas solo en esa zona, sino en toda la cara, el cuello y las manos. Es fundamental para prevenir el fotoenvejecimiento.
  • No fumes. El tabaco hace que la piel envejezca prematuramente.
  • Duerme bien y lleva un estilo de vida saludable. Un buen descanso ayuda a mantener la elasticidad de la piel.
  • Hidrata la piel del contorno de ojos con una crema específica para esta zona que mantenga sus niveles de hidratación. Hay productos que ayudan a rellenar las arrugas temporalmente como las cremas a base de ácido hialurónico o las cremas de retinol para el contorno de ojos que estimulan la producción de colágeno.

Tratamientos para las patas de gallo

Si ya tienes patas de gallo y quieres deshacerte de ellas, no te preocupes, hay tratamientos que te ayudarán a conseguirlo:

Inyecciones de bótox

El tratamiento estrella para reducir la apariencia de las patas de gallo son las inyecciones de toxina botulínica tipo A, más conocida como bótox.

En una sola sesión, y de forma y prácticamente indolora, se paralizan parcialmente los músculos que rodean los ojos y dejan de marcarse esas arruguitas.

Es posible que la zona se hinche un poquito pero en cualquier caso todo volverá a la normalidad en 1 o 2 días.

Los resultados duran entre 4 y 6 meses, por lo que es necesario repetir el tratamiento periódicamente.

En nuestra clínica de medicina estética de Logroño este tratamiento tiene un coste de 220€.

Si quieres saber más, descubre todo sobre el bótox en este artículo de nuestro blog.

Elimina las patas de gallo gracias a nuestro tratamiento de bótox en Clínica Método Estética de Logroño.

Ácido hialurónico.

En aquellos casos en los que las arrugas están muy marcadas y se ven aún estando en reposo, se recomienda rellenarlas con micro inyecciones de ácido hialurónico.

Este tratamiento es complementario al de bótox: con el ácido hialurónico suavizamos la arruga y con la toxina botulínica paralizamos el músculo para que no vuelva a salir.

Basta con una sola sesión, la técnica es indolora y sus efectos duran entre 6 y 12 meses.

Peeling químico para las patas de gallo

Si no solo queremos eliminar las arrugas de los laterales de los ojos sino que también buscamos iluminar la zona y dejarla limpia de impurezas e imperfecciones podemos someternos a un peeling químico.

 

Ya te hablábamos sobre este tratamiento en este artículo , pero como resumen te diremos que es perfecto para la regeneración celular de las capas más externas de la piel.

El coste de este tratamiento en Clínica Método varía entre los 90 y los 170€, dependiendo de las necesidades de la paciente. 

Rejuvenecimiento con láser CO2

Un tratamiento más agresivo que el resto pero con resultados más duraderos.

Estimula la producción de colágeno y la regeneración de la piel y son necesarias varias sesiones para eliminar del todo las patas de gallo.

Si buscas rejuvenecer tu rostro e iluminar tu mirada, ven a Clínica Método y valoraremos tu caso sin ningún compromiso.

El Dr. Ignacio Angulo te recomendará el tratamiento más adecuado para tu caso y podrás decir adiós a las patas de gallo de una vez por todas.

Pide cita ya llamándonos al 633 49 74 99 o pásate por nuestro centro de Logroño, estamos en Gran Vía Juan Carlos I, 24, 2º B.

Deja un comentario