Descubre todo sobre el bótox, el tratamiento estético por excelencia

La toxina botulínica, más conocida como bótox, se ha convertido en el tratamiento estrella en medicina estética en los últimos años. 

Aunque se aplica en multitud de tratamientos, tanto faciales como corporales, existen aún muchas dudas en torno a su uso.

Descubre todo lo que necesitas saber sobre el bótox en este artículo y pierde de una vez por todas el miedo a esta sustancia.

¿Qué es el bótox?

El bótox es un fármaco que se obtiene de la bacteria Clostridium botulinum, que en su estado natural produce una toxina muy potente.

Esta toxina impide que las señales nerviosas lleguen a los músculos, paralizándolos de forma temporal e impidiendo que se contraigan. 

Es precisamente este efecto el que se aprovecha en los tratamientos estéticos y tiene muchas aplicaciones tanto en tratamientos faciales como corporales. Veamos algunos ejemplos:

Tratamientos faciales con Botox: ¿cuáles hay?

El tratamiento facial con toxina botulínica más conocido y extendido es, sin duda, la corrección de arrugas. La inyección de pequeñas dosis de bótox en zonas específicas relaja los músculos que causan las arrugas como las arrugas de la frente, las patas de gallo o las llamadas «líneas de conejo» a los lados de la nariz.

Sin embargo, hay otros tratamientos faciales con bótox menos conocidos pero igualmente eficaces como por ejemplo:

✔️ Lifting de cejas, para levantar las cejas caídas y conseguir el efecto Foxy Eyes, tal y como explicábamos en esta entrada. 

✔️ Arrugas en los labios, como contábamos en este artículo.

✔️ Eliminación de las patas de gallo, tal y como contamos en este artículo.

✔️Remodelación de las encías, para reducir las sonrisas gomosas.

✔️Tratamientos de los ojos como el blefarospasmo (contracción involuntaria de la musculatura de los ojos) o el estrabismo.

✔️Prevención del bruxismo, mediante la relajación de los músculos que controlan el movimiento de la mandíbula, según explicábamos en este artículo.

✔️ Tratamiento de la sialorrea (producción excesiva de saliva)

 

Bótox para eliminar las arrugas de expresión en Clínica Método Estética.

Tratamientos corporales con Botox: ¿dónde se aplica?

Al igual que puede utilizarse para tratar las arrugas faciales, la toxina botulínica también es muy eficaz para tratar otros tipos de arrugas, como las del cuello  o el escote, como ya explicamos anteriormente

Además, la toxina botulínica también está indicada para:

✔️ Tratamiento de los depósitos de grasa localizados, como la «piel de naranja» en los muslos o el abdomen

✔️ Tratamiento de la hiperhidrosis axilar, o sudoración excesiva de las axilas, mediante la inyección de toxina botulínica en las zonas donde se concentran las glándulas sudoríparas.

✔️ Tratamiento contra relajación muscular en determinadas zonas, como por ejemplo los casos de incontinencia urinaria. 

¿Cuáles son las ventajas de los tratamientos con toxina botulínica?

Algunas de las ventajas de los tratamientos con toxina botulínica son:

  • No son quirúrgicos y son mínimamente invasivos.
  • Son procedimientos rápidos y sencillos con un tiempo de recuperación mínimo.
  • Pueden realizarse en un entorno ambulatorio.
  • Son más rentables y baratos que otros procedimientos para eliminar arrugas y líneas de expresión.

Los hombres también utilizan cada vez más el bótox en sus tratamientos estéticos.

 Tipos de toxina botulínica

Los tratamientos con toxina botulínica se clasifican según el tipo de toxina utilizada. Aunque hay varios tipos, en tratamientos estéticos el número se reduce a 2: la toxina botulínica tipo A y la toxina botulínica tipo B.

La toxina botulínica tipo A es la más conocida y utilizada. Sus efectos duran entre cuatro y seis meses, aunque esto puede variar de una persona a otra. 

Por otro lado, la toxina botulínica tipo B tiene un efecto más prolongado, con una duración de hasta nueve meses aunque su uso está limitado a solo algunos de los tratamientos.

La elección de un tipo u otro dependerá de las necesidades y preferencias de cada paciente, así como de la recomendación del especialista que lo realice.

¿Quién puede someterse a tratamientos con toxina botulínica?

El bótox está indicado tanto para hombres como para mujeres de todas las edades. 

La única contraindicación para este tipo de tratamiento es el embarazo o la lactancia.

Por otro lado, si el paciente está tomando antibióticos o tiene problemas neurológicos se recomienda valorar su caso con especial atención

¿Cuáles son los efectos secundarios de los tratamientos con toxina botulínica?

Los tratamientos con toxina botulínica son generalmente muy seguros, pero como cualquier otro procedimiento médico, pueden tener ciertos efectos secundarios. Los más comunes son:

  •  Moratones o enrojecimiento de la zona tratada que desaparecerán a los pocos días del tratamiento.
  • Hinchazón.
  • Dolor en el lugar de la inyección.
  • Dolor de cabeza o síntomas parecidos a la gripe que desaparecen a los 2 días.

En todo caso los efectos secundarios suelen ser leves y temporales, y desaparecen en pocos días.

El bótox paraliza los músculos y atenúa las patas de gallo.

¿Es doloroso el tratamiento con bótox?

Los tratamientos con toxina botulínica no son dolorosos, aunque algunos pacientes pueden sentir un ligero escozor cuando se inyecta la aguja. 

Para minimizar las molestias, el médico puede utilizar una crema anestésica tópica o bolsas de hielo antes de la inyección.

¿Cuánto tiempo se tarda en ver los resultados del bótox?

Los efectos de la toxina botulínica tipo A suelen aparecer entre tres y siete días después de la inyección. 

Los efectos de la toxina botulínica tipo B pueden tardar hasta dos semanas en aparecer.

¿Cuánto duran los resultados del Botox?

Los resultados de la toxina botulínica tipo A suelen durar de cuatro a seis meses, mientras que los de la toxina botulínica tipo B pueden durar hasta nueve meses. Sin embargo, estos tiempos pueden variar de una persona a otra.

Para mantener los resultados del tratamiento, es necesario realizar retoques periódicos, que serán determinados por el médico estético.

En cualquier caso, si sigues teniendo dudas o quieres que valorar tu caso, lo mejor es que hables con un profesional.

Pide cita en Clínica Método Estética y el Doctor Angulo valorará tu caso sin ningún compromiso. Puedes hacerlo llamándonos al 633 49 74 99 o mandándonos un WhatsApp

Deja un comentario