Tratamientos para rejuvenecer el cuello y el escote sin cirugía

El cuello y el escote son dos zonas del cuerpo que suelen mostrar signos de envejecimiento mucho antes que la cara. Su piel es muy fina y están constantemente expuestos al sol y a otros factores ambientales. 

Además, la gravedad también hace mella sobre ellos, provocando que la piel se descuelgue y aparezca la temida flacidez.

Estos factores, unidos a los cambios hormonales o la acumulación de grasa, favorecen la formación de la papada y la aparición de arrugas, surcos horizontales, manchas o verrugas.

Si te gustaría rejuvenecer el cuello o el escote, pero te da miedo someterte a una operación quirúrgica, has llegado al lugar adecuado.

Te contamos cuáles son los tratamientos no quirúrgicos más para combatir la flacidez del cuello, las arrugas horizontales, la papada y la caída del cuello.

Consejos para prevenir el envejecimiento del cuello

Si hay algo en que todos los dermatólogos y profesionales coinciden es en que la clave para lucir una piel joven durante mucho tiempo es la prevención y los cuidados tempranos.

Hay varias medidas preventivas que te ayudarán a retrasar la aparición de las primeras arrugas en el cuello y el escote:

  • Protege tu cuello y tu escote del sol aplicando crema solar todos los días, incluso si no piensas pasar tiempo al aire libre.
  • Mantente hidratada bebiendo mucha agua. Esto te ayudará a mantener tu piel con un aspecto más joven y terso.
  • Duerme lo suficiente. La falta de sueño puede hacer que la piel del cuello se caiga.
  • Realiza ejercicios y estiramientos específicos para mantener esa zona tersa y joven.
  • Utiliza cremas que estimulen la producción de colágeno y elastina.

Veamos ahora algunos de los tratamientos no quirúrgicos más populares para rejuvenecer el cuello y el escote.

Mesoterapia.

Ya hablábamos con detalle de la mesoterapia en este artículo. Uno de los tratamientos más populares y menos invasivos. Consiste en aplicar mediante microinyecciones un cóctel de vitaminas, minerales y ácido hialurónico.

Hidrata la piel del cuello, aportándole luminosidad y mejorando su tono y elasticidad.

Sus resultados son visibles desde la primera sesión, y es perfecta para aquellos pacientes con arrugas finas y flacidez leve.

Rejuvenece tu cuello con mesoterapia y ácido hialurónico.

Toxina butolínica + ácido hialurónico

Otro de los tratamientos inyectables que ayuda a mejorar el aspecto del cuello y el escote.

Primero, gracias a la acción del bótox, se actúa relajando o paralizando temporalmente los músculos que causan las arrugas, como los surcos horizontales del cuello (también conocidos como «collarete de Venus»). Se evita así la aparición de nuevas arrugas.

Después se actúa sobre las arrugas ya creadas, rellenándolas con ácido hialurónico para hidratarlas y tensarlas, lo que le da a la piel un aspecto más suave y juvenil. 

Es una buena opción cuando hay surcos y arrugas bastante profundas.

Sus resultados son muy naturales y duran varios meses.

Láser dual.

Una terapia láser que utiliza dos tipos diferentes de láser: un láser ablativo para eliminar las células muertas de la piel y estimular la producción de colágeno, y un láser no ablativo para calentar las capas más profundas de la piel y promover la síntesis de elastina.

Especialmente indicado para eliminar manchas del cuello y para pacientes con arrugas de moderadas a severas o piel flácida en el cuello.

Rejuvenecimiento con láser de CO₂.

Tratamiento láser que utiliza dióxido de carbono (CO₂) para eliminar la capa más externa de la piel. Se eliminan así las manchas e imperfecciones, al tiempo que se estimula la producción de colágeno.

Está indicado para pacientes con arrugas de moderadas a severas o piel flácida en el cuello. Sus resultados son duraderos, pero pueden tardar varios meses en aparecer.

Existen tratamientos para eliminar manchas del cuello y del escote sin cirugía.

Lifting sin cirugía: hilos tensores

Una de las últimas tendencias en tratamientos no quirúrgicos para rejuvenecer el cuello y el escote.

Consiste en la inserción de finos hilos en la piel, lo que proporciona un efecto lifting inmediato.

Estimula además la producción de colágeno, lo que se traduce en  un efecto más prolongado.

Está indicado para pacientes con arrugas leves a moderadas o flacidez de la piel en el cuello y sus resultados duran aproximadamente un año.

Como ves, hay muchas opciones para rejuvenecer el cuello y el escote sin recurrir a la cirugía. 

Si quieres saber cuál es el mejor tratamiento indicado para tu caso, en Clínica Método de Logroño estaremos encantados de hacerte una valoración sin compromiso y responder a todas tus dudas.

Pide cita con nosotros llamándonos al 633 49 74 99 estamos en Logroño, en Gran Via Juan Carlos I, 24.

Deja un comentario